Ingredientes:

250 gr. de harina.
20 gr. de levadura fresca.
125 ml. de leche tibia.
40 gr. de azúcar.
40 gr. de mantequilla.
1 huevo.
1 pizca de sal.
1 yema de huevo.
1 cucharada de leche condensada.

Preparación:

Colocamos la harina en un bol y formamos un hueco en el medio. Volcamos la levadura en el hueco y vertemos la leche tibia. Mezclamos con una cucharadita de harina y una de azúcar formando una crema Cubrimos con el bol con un paño y dejamos levar durante 15 minutos, mejor en un lugar cálido.

Ahora derretimos la mantequilla y batimos con el huevo, el azúcar y la sal. Añadimos esta mezcla a la masa que hemos dejado levar y amasamos hasta que este suave. Dividimos en aproximadamente 24 rollitos de 10 cm. de largo. Formamos con cada rollo un brezel y los colocamos en una fuente de horno rectangular previamente untada con mantequilla. Batimos la yema de huevo con la leche condensada y pintamos con esta mezcla los brezel. Colocamos la fuente en el horno previamente precalentado a 200ºC de 15 o 20 minutos, hasta que veamos que estan hechos. Mejor servirlos tibios.