Miércoles, Septiembre 28, 2022
A- A A+

EL HOMBRE. ESE DIMINUTO EN UN PUNTO QUE SE CREIA DIOS.

Quizás la Historia, en el futuro vea al hombre como el titulo que le pongo a este articulo, todos sabemos que el Filosofo Friedrich Nietzsche, conocido como creador de la teoría del superhombre, en quien no solo se baso Adolf Hitler de forma erronea y dolorosa para la humanidad, sino que todos nosotros el ser Humano durante la Historia de la Humanidad, nos hemos creido el centro del universo, sintiendonos lo mas grande e Infinito, siendo de lo mas pequeño y finito.

Es cierto que cuanta mas perspectiva tenemos de lo que somos, de lo que representamos mas valoramos, respetamos y apreciamos a los demás y las cosas que nos rodean. Del mismo modo que a veces cuando miro a una hormiga en una parcela cerrada, pienso que perspectiva tendrías tu pequeña trabajadora, si en tu cabeza te pudieras plantear las preguntas sin respuesta de aquella canción de Siniestro Total que decia ....Quienes somos, de donde venimos, a donde vamos....".

Cuando mi compañera de Trabajo Fina me paso estas imágenes que os pongo aquí abajo, me di cuenta de que quizás, a veces perdemos la perspectiva.

A mi, al verlas, me sirvieron para pensar y meditar que por mucho que creamos saber y conocer, nos queda mucho por descubrir y aprender, que no somos mas que unos humanos medievales para los del futuro, y quien sabe para la vida que pueda haber mas allá de donde nuestra tecnología y entendimiento alcanzan, pues que pequeños somos, y cuanto mucho y mas grande hay en el universo.

fascinante1.jpg

Aquí arriba vemos las proporciones de los planetas cercanos a la tierra en nuestro sistema solar. En la de abajo el resto de planetas, y las proporciones, fijaros en la tierra como se va empequeñeciendo.

fascinante2.jpg

Veis la Tierra (Earth), que pequeña se ha vuelto, sigamos, ahora simplemente añadimos nuestra fuente de vida, El Sol.

fascinante3.jpg

como veis ya tenemos que poner una flecha para que veamos el tamaño de la tierra, pero esto no se acaba aquí, salgamos del Sistema Solar.

fascinante4.jpg

Ahora en la imagen superior el que queda empequeñecido es el Sol, que es el mayor cuerpo Celeste de Nuestro Sistema Solar con una masa 310 veces mayor que la de la Tierra y un diametro 11 veces más grande es apenas una canica diminuta frente a Arturo (Arcturus), del griego ????o?o?o? "el cuidador de los osos", es la principal estrella de la constelación "del Boyero" (A Bootis), que posee un radio 23 veces superior al Sol y una luminosidad 116 veces superior a éste.
fascinante5.jpg

Y ya por terminar, el sol, se convierte en un Pixel en la imágen superior en la que el astro mas grande es Antares, que es el nombre propio de la estrella "a Scorpii", que es la estrella mas brillante de la constelación de Escorpio. Su nombre deriva del griego Anti Ares y significa el rival de Ares o opuesto a Ares, según la traducción, se le puso ese nombre por su color rojizo, por el cual rivalizaba en el cielo nocturno con el planeta Marte, símbolo del dios Ares.

Antares es una Supergigante Roja, cuyo radio es de 624 millones de km, que vendría a ser la distancia que separa la órbita de Marte del Sol.

Si ahora coges una calculadora e intentas poner a nuestro planeta Tierra junto a Antares, nuestro planeta no es mas que ese hormiguero en el que vive nuestra amiga la hormiga de nuestra parcela, y nosotros ese SuperHombre de Nietzsche, ese ser autoproclamado un Dios, dime, nosotros los humanos ¿que somos?.
Carl Sagan ya lo dijo en un programa memorable de televisión, en donde se veía una foto tomada por el Voyager 2 a una distancia de 6.000 millones de Kilómetros de la Tierra, la ultima que nos envío en donde la Tierra era casi un punto azul en la imagen. esa imagen a Carl Sagan le hizo decir .......

"Tenemos suerte de haber tomado esa Foto ,Eso es aquí. Eso es casa. Eso es nosotros. Sobre él, todo aquel que amas, todo aquel que conoces, todo aquel del que has oído hablar, cada ser humano que existió, vivió sus vidas. La suma de nuestra alegría y sufrimiento, miles de confiadas religiones, ideologías y doctrinas económicas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de la civilización, cada rey y campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y padre, cada esperanzado niño, inventor y explorador, cada maestro de moral, cada político corrupto, cada "superestrella", cada "líder supremo", cada santo y pecador en la historia de nuestra especie vivió ahí - en una mota de polvo suspendida en un rayo de luz del sol.

La Tierra es un muy pequeño escenario en una vasta arena cósmica. Piensa en los ríos de sangre vertida por todos esos generales y emperadores, para que, en gloria y triunfo, pudieran convertirse en amos momentáneos de una fracción de un punto. Piensa en las interminables crueldades visitadas por los habitantes de una esquina de ese pixel para los apenas distinguibles habitantes de alguna otra esquina; lo frecuente de sus incomprensiones, lo ávidos de matarse unos a otros, lo ferviente de su odio. Nuestras posturas, nuestra imaginada auto-importancia, la ilusión de que tenemos una posición privilegiada en el Universo, son desafiadas por este punto de luz pálida.

Nuestro planeta es una mota solitaria de luz en la gran envolvente oscuridad cósmica. En nuestra oscuridad, en toda esta vastedad, no hay ni un indicio de que la ayuda llegará desde algún otro lugar para salvarnos de nosotros mismos.

La Tierra es el único mundo conocido hasta ahora que alberga vida. No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro próximo, al cual nuestra especie pudiera migrar. Visitar, sí. Colonizar, aún no. Nos guste o no, en este momento la Tierra es donde tenemos que quedarnos.

Se ha dicho que la astronomía es una experiencia de humildad y construcción de carácter. Quizá no hay mejor demostración de la tontería de los prejuicios humanos que esta imagen distante de nuestro minúsculo mundo. Para mí, subraya nuestra responsabilidad de tratarnos los unos a los otros más amablemente, y de preservar el pálido punto azul, el único hogar que jamás hemos conocido".

Somos pequeños, muy pequeños, Somos ese diminuto en un punto...... , ¿y alguno todavía se cree un Dios?.