Casarse está bién. No casarse está mejor.